Los padres de los bebés nacidos desde el 1 de enero tendrán 12 semanas de permiso de paternidad

Permiso de paternidad

El permiso de paternidad es un subsidio al que tienen derecho todos los trabajadores que, con motivo del nacimiento, adopción o acogida de un nuevo hijo, deciden cesar temporalmente su actividad profesional para centrarse en su cuidado.

 

Desde el 1 de enero de 2020, la baja por paternidad en España se ha incrementado de 8 a 12 semanas, por lo que todos los padres de bebés nacidos en 2020 pueden beneficiarse de esta ampliación del permiso por paternidad. A partir de 2021, habrá un nuevo aumento hasta las 16 semanas, equiparándose de esta forma al permiso de maternidad.

 

La ampliación a 12 semanas del permiso por paternidad es uno de los aspectos que debes valorar si vas a ser padre en los próximos meses. También es importante que sepas qué requisitos que debes cumplir, el tipo de cotizaciones o retenciones que conlleva a nivel fiscal esta ayuda o la posibilidad de distribuir o complementar las prestaciones por maternidad y paternidad con tu pareja.

 

Duración, distribución y retribución del permiso de paternidad

El permiso de paternidad es un derecho (no una obligación) que puede disfrutar el padre biológico, adoptante o de acogida ante la llegada de un nuevo hijo a la familia. Se trata de un derecho intransferible, por lo que no se pueden ceder días del mismo a otro progenitor.

 

Actualmente, las cuatro primeras semanas del permiso de paternidad deben disfrutarse obligatoriamente en el periodo posterior al parto (o llegada del hijo) y de manera ininterrumpida, al igual que ocurre con el permiso de maternidad. El resto de días, pueden distribuirse de manera continua o interrumpida durante los doce meses siguientes. La posibilidad de ejercitar este derecho a jornada completa o parcial (con un mínimo del 50%) a partir de la cuarta semana, es algo que trabajador y empresa deben negociar.

 

A nivel económico, las prestaciones por paternidad y maternidad se unifican en una única, denominada “Prestación por Nacimiento y Cuidado de Menor”. Mientras dura el permiso de paternidad, el trabajador percibe el 100% de su salario, con todos los conceptos de la base reguladora. Este importe es el equivalente a la incapacidad temporal derivada de contingencias comunes. Al igual que ocurre con el permiso por maternidad, y según lo establecido por el Tribunal Supremo, esta base esta exenta del IRPF.

 

Por su parte, los trabajadores autónomos pueden beneficiarse del 100% de su base reguladora, que normalmente corresponde a la base de cotización mínima, y de la devolución de las cuotas mensuales  de la Seguridad Social.

 

Requisitos para solicitar el permiso por paternidad: ¿Es necesario tener un mínimo cotizado? ¿Pueden beneficiarse todos los trabajadores?

Para solicitar el permiso y la retribución por paternidad, es necesario estar dado de alta en la Seguridad Social en régimen general o especial. Es decir, que pueden solicitarlo trabajadores por cuenta ajena, funcionarios y autónomos.

 

El periodo mínimo de cotización exigido para disfrutar de la prestación por maternidad y paternidad de de un mínimo de 180 días durante los 7 años anteriores al inicio de la suspensión o, de manera alternativa, 360 días durante toda la vida laboral antes de esa fecha. En el caso de los autónomos, también es imprescindible estar al día el en pago de las cuotas de la Seguridad Social.

 

¿Y qué ocurre si trabajo para una ETT? Los trabajadores contratados por una ETT tienen derecho a prestación por paternidad: 13 días ininterrumpidos en los supuestos de nacimiento, adopción o acogimiento, que podrán ampliarse dos días más por cada hijo en partos o adopciones múltiples.

 

En el caso de los trabajadores contratados por ETT, la prestación económica por paternidad también consistirá en un subsidio equivalente al 100% de la base reguladora correspondiente y, si su contrato se extingue mientras disfrutan del permiso por paternidad, continuarán percibiéndolo hasta su finalización. Pasado ese tiempo, podrán solicitar la prestación por desempleo.

 

¿Y si estoy en el paro? Si estás sin trabajo y tienes un hijo, también puedes solicitar la prestación por maternidad y paternidad. En este caso, el subsidio por desempleo se suspende y se pasa a cobrar la ayuda por paternidad. Cuando dicha prestación termine, el trabajador volverá a cobrar el paro.

 

Dónde solicitar la baja por paternidad: trámites y plazos

Para solicitar el permiso de paternidad, el trabajador debe pedir en su empresa el certificado de baja, un documento en el que aparece su última nómina y que sirve para calcular el importe de la prestación.

 

Este certificado se presentará, junto con el certificado de nacimiento o el acta/resolución legal de adopción/acogida y el Modelo de solicitud correspondiente (que podemos descargar por Internet), en una oficina de la Seguridad Social. Para formalizar la solicitud también es necesario el DNI, la última nómina y una cuenta del banco.

Una vez recibida, la Seguridad Social tiene 30 para resolver la solicitud y notificárnoslo.

 

Los trabajadores contratados a través de empresas de trabajo temporal tienen los mismos derechos y obligaciones que los trabajadores contratados directamente por la empresa, y esto incluye también las prestaciones por maternidad y paternidad. ¿Vas a ser padre en los próximos meses y quieres resolver tus dudas sobre este asunto? Contacta con nosotros.