Permiso de matrimonio

Permiso por matrimonio: incompatible con riesgo por embarazo

El permiso por matrimonio es un tipo de permiso retribuido. Estos son derechos que tiene todo trabajador para no acudir a su puesto de trabajo. durante un periodo de tiempo determinado y por una causa justificada. ¡Sin que se le descuente parte de su salario!

En esta categoría se incluyen los siguientes permisos por:

  • Nacimiento de un hijo
  • Fallecimiento, accidente, enfermedad grave, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que necesite reposo domiciliario de familiares hasta 2º grado. 
  • Mudanza. 
  • Deber inexcusable (participar en una mesa electoral, tener que ir a un juicio, ser miembro de un jurado popular, etc.).
  • Permiso por matrimonio.

A continuación te explicamos todo sobre el permiso por matrimonio: cuántos días dura, cuándo puede disfrutarse y qué sucede si se «solapa» con otras situaciones concretas.

 

¿Qué es el permiso por matrimonio y quién puede solicitarlo? 

El artículo 37.3 del Estatuto de los Trabajadores recoge que todos los trabajadores tienen derecho a un permiso retribuido cuando contraen matrimonio, tanto civil como religioso. 

Para justificarlo, el trabajador únicamente debe presentar el Libro de Familia, el Certificado del Registro Civil, el Certificado de la Parroquia o del Juzgado, o cualquier otro documento que acredite su matrimonio.

Podrán disfrutar del permiso retribuido todos los trabajadores y trabajadoras, independientemente de su tipo de contrato (temporal o indefinido).

En el caso de los autónomos por cuenta propia, no tendrán derecho a ninguna remuneración por matrimonio, así que podrán disfrutar de los días que más les interesen. 

Por su parte, el caso de los autónomos económicamente dependientes, es decir, aquellos que reciben al menos un 75% de sus ingresos de un único cliente, es diferente. Estos tienen derecho a un total de 18 días de vacaciones no retribuidas al año. Entre ellos se contarían los días de permiso por matrimonio.

Me caso en segundas nupcias: ¿tengo derecho al permiso por matrimonio?

El permiso remunerado por matrimonio en segundas nupcias es el mismo que el de una primera boda, siempre que el enlace se realice con una persona distinta

Si tienes previsto darte el «sí, quiero» con la misma pareja por el juzgado y por la iglesia, los días por boda se darán por disfrutados tras el primer enlace. 

¿Cuánto dura el permiso por matrimonio? 

El permiso por matrimonio dura quince días naturales. Al ser naturales y no hábiles, empiezan a contar desde la fecha de la boda.

Si un trabajador se casa en un día no laborable,  su permiso por matrimonio empezará a contar desde el primer día laborable. No desde el día de la ceremonia. 

¿Puedo disfrutar de los días de permiso por matrimonio en otro momento?

Según lo establecido por la ley, las vacaciones por matrimonio se deben disfrutar justo después de la boda, puesto que se entiende que son para la «luna de miel». 

En cualquier caso, existe la opción de negociar con la empresa y, si esta lo autoriza, aplazar su disfrute a otro momento Se trataría de un acuerdo privado que en ningún caso es obligatorio.

¿Con cuánto tiempo debo avisar a la empresa? 

Aunque el Estatuto de los Trabajadores no establece un plazo concreto, la solicitud del permiso por matrimonio debe realizarse con “previo aviso y justificación” para facilitar la sustitución de la persona trabajadora o el acomodo de la actividad empresarial a los efectos de su ausencia en el puesto de trabajo.

Ante la falta de regulación convencional, lo razonable es fijar un plazo mínimo de 15 días para avisar a la empresa. Sobre todo porque normalmente los contrayentes suelen conocer la fecha de su enlace con bastante antelación.

¿Qué ocurre si el permiso por matrimonio coincide con las vacaciones? 

En algunos casos, una pareja decide casarse cuando ya tenía pactado su calendario de vacaciones anual. Si los días de permiso por la boda coinciden con las vacaciones, los primeros se perderán y no podrán recuperarse.

Otra opción es planificar el inicio de tus vacaciones para hacerlas coincidir con el final del permiso por matrimonio o viceversa. En este caso nuestra recomendación es consultarlo y llegar a un acuerdo previo con la empresa. 

Mi contrato se ha suspendido por riesgo en mi embarazo. ¿Tengo derecho a disfrutar del permiso por matrimonio cuando me reincorpore a mi puesto de trabajo?

La suspensión del contrato de trabajo consiste en una interrupción temporal del mismo aunque sin que se extinga, continuando vigente. Debido a su naturaleza, se interrumpen, de manera igualmente temporal, las principales obligaciones de ambas partes, trabajador y empresa. 

Días en el permiso de matrimonio

¿Cómo afecta esto a un posible permiso por matrimonio?

Básicamente, lo que dice la Ley es que ambas situaciones, suspensión del contrato o baja por riesgo de embarazo y permiso por matrimonio, son incompatibles. A fin de cuentas, la baja por riesgo durante el embarazo puede y debe asimilarse a la incapacidad temporal por enfermedad. Si no se está trabajando, tampoco se necesita disponer de los 15 días inmediatos al matrimonio para el descanso en la actividad laboral.

De hecho, ausentarse del trabajo solo tiene sentido cuando el hecho causante (en este caso, el matrimonio) sucede en tiempo de trabajo. Si sucede en un momento diferente (bien porque el contrato estuviera suspendido o porque se estuviera disfrutando del derecho de vacaciones) no tiene sentido.

Respecto a la posibilidad de «reservar» estos días para cuando la trabajadora se reincorpore tras dar a luz, tampoco es un derecho: la naturaleza del permiso por matrimonio radica en que se disfrute de un período de descanso después del evento, pero pierde su sentido si se aplaza a meses después.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram

¿Qué son las soft skills y por qué son tan importantes? ¿Qué soft skills son las más demandadas en 2022?

Adapta tu empresa a la Reforma laboral

¿Quieres estar al día?

Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas las últimas novedades de nuestro blog.

Categorías