Cómo Bajar el IRPF de mi Nómina

IRPF

Con las retenciones del IRPF, Hacienda estima la cantidad que debemos pagar al hacer la declaración de la renta. Y le resta dicha cantidad a nuestra nómina para que después la sorpresa no sea tan “impactante”. Esto también sirve para que disfrutemos de una liquidez en tiempo real y no tener que esperar a cuando empiece el periodo de la declaración de la renta, pero ¿podemos bajar el IRPF de la nómina?

¿Puedo pedirle a mi empresa que me aplique menos retenciones en el IRPF de la nómina?

Quizás te preguntes: ¿Puedo pedirle a mi empresa que me baje el IRPF de la nómina? No creas que eres el primero ni serás el último en pensarlo. Te vamos a dar una respuesta para que sepas cómo está la situación al respecto. Y es que, es lógico. Muchos empleados prefieren recibir algo más de dinero líquido todos los meses que recibirlo de una vez en el momento de presentar la famosa declaración de la renta como parte de esa devolución de la cuota diferencial.

Qué es el IRPF

Antes que nada vamos a aclarar qué es IRPF para que lo entiendas mejor.

El IRPF es un impuesto que pagamos por el mero hecho de obtener ingresos y se calcula en función de estos ingresos y teniendo en cuenta también nuestras circunstancias personales y familiares.

Su liquidación se lleva a cabo siempre a ejercicio vencido, entre los meses de abril y junio del año siguiente a través de la declaración de la renta. Y es durante el ejercicio fiscal, cuando las empresas están obligadas a abonar a Hacienda el IRPF del trabajador de forma adelantada a través de las retenciones en sus nóminas.

Excepciones sobre el IRPF en nóminas

Aclarada esta definición, vayamos a lo que nos interesa, ¿es posible entones bajar el IPRF de la nómina? Sentimos aguarte la fiesta pero NO, al menos no así como así según la legislación vigente.

Ésta establece las retenciones que cada empresa debe aplicar en función de la situación particular del empleado. Estas retenciones pueden cambiar si cambian sus circunstancias. Por ejemplo, la empresa puede aplicar una retención menor si así se lo comunica el trabajador según el artículo 86 del Real Decreto 439/2007 que regula el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Artículo 86 del Real Dcreto 439/2007

¿Qué dice éste? Que un empleado o contribuyente puede pedir a la empresa una reducción de dos enteros en su tipo de retención en el caso de que la cuantía total de las retribuciones anuales sea inferior a 33.007,2 euros y el contribuyente destina cantidades a la adquisición y rehabilitación de su vivienda habitual utilizando financiación ajena y con derecho a deducción por inversión en vivienda habitual.

Bien, es cierto que en el caso de los contratos temporales (no en todos) ya de por sí se aplica un IRPF menor a la nómina dónde la retención es de solo el 2%. Aquí Hacienda ya sabe que el contribuyente no va a llegar al mínimo personal y no está obligado a declarar. Eso sí, si la empresa le renovara el contrato, las retenciones subirían de golpe, se regularizaría como los otros empleados y el contribuyente tendría que regularizar esta situación en la declaración de la renta del año próximo.

Si tienes cualquier otra duda sobre este tema, ¡contáctanos!

¿Quieres cambiar de trabajo?

En Gestora Laboral Mediterránea te asesoramos y resolvemos todas las dudas que puedas tener en materia de búsqueda de empleo