Cómo redactar una oferta de empleo correctamente

Cómo redactar una buena oferta de empleo

Redactar una oferta de empleo adecuada y atractiva no es tan fácil como parece. Se trata de un elemento de comunicación que debe interesar al público objetivo, diferenciarse, aportar la información necesaria, animar a responder y, sobre todo, captar a los candidatos más adecuados para cada puesto.

A la hora de diseñar el contenido de una oferta de empleo se deben tener claros 3 aspectos fundamentales: cuál es el puesto de trabajo y sus características, qué perfil se precisa y qué datos de la empresa es importante incluir. En Gestora Laboral Mediterránea te asesoramos para describir esos aspectos correctamente.

Cómo redactar una oferta de empleo

Antes de empezar a redactar una oferta de trabajo es necesario tener esos 3 conceptos claros, hacer un borrador y posteriormente diseñar la oferta definitiva.

Partes de una oferta de empleo

  1. Título. Debe ser descriptivo, breve y entendible.
  2. Introducción. Una sintética toma de contacto centrada, preferiblemente, en el puesto, el cual deberíamos convertir en atractivo.
  3. Descripción. Presentar las tareas laborales a desarrollar vinculándolas a un objetivo empresarial.
  4. Requerimientos personales. Definir qué competencias, formación y habilidades se requieren, teniendo en cuenta si se quiere recibir muchas propuestas de currículos o ser más selectivos. Cada situación es diferente: a veces conviene contar con numerosos candidatos; otras, es preferible cribar la selección de entrada para entrevistar solo a los aspirantes más cualificados.
  5. Recompensas. Flexibilidad laboral, posibilidades de promoción, coche de empresa… y, por supuesto, el sueldo son los aspectos que hacen atractivo, o no, el puesto de trabajo. Es importante ser concreto, evitando los formalismos del tipo “Remuneración según valía del candidato“.
  6. Datos de la empresa. Salvo que nos encontremos en un proceso de selección secreto, conviene especificar la actividad empresarial, la ubicación de la empresa y cómo se llega hasta ella. Según las circunstancias, se incluirán también su nombre y su logo.

El estilo, en cualquier caso, debe ser claro, cercano y directo, acorde con el espíritu, las características y la filosofía de la empresa.

Errores en la redacción de una oferta de trabajo

Al plantearnos cómo redactar una oferta de empleo debemos evitar algunos fallos que, no solo harán que la oferta no tenga éxito, sino que también puede perjudicar a la reputación de la empresa.

  1. Ignorar a los destinatarios. Ponerse en la piel del público objetivo al que va dirtigida la oferta de empleo. ¿Qué conceptos debo utilizar para que la entiendan? ¿Qué aspectos les llamará más la atención?…
  2. Título inapropiado. Debe resultar motivador y atractivo y, en lo posible, contar con palabras clave que favorezcan su correcto posicionamiento para otorgarle la máxima difusión posible.
  3. Descripción confusa. Si no queda claro qué buscamos y qué ofrecemos muchos candidatos se sentirán desanimados y/o perdidos. Además, el posicionamiento en buscadores resultará perjudicado.
  4. Lenguaje y terminología inadecuados. Cualquier comunicación emitida refleja la imagen de la empresa. Por exceso o por defecto, usar palabras inapropiadas restará credibilidad e interés a la propuesta.

Es cierto que cada oferta de empleo es diferente, pero  hay ciertos aspectos comunes que se pueden preparar, guardar y crear una plantilla propia para que la creación de las mismas, cada vez sea más fácil, rápida y eficaz.

 

¿Necesitas ayuda con tu proceso de selección?

Si necesitas activar un proceso de selección de personal y quieres un asesoramiento profesional y cercano, ponte en contacto con nuestro equipo.