Marca personal. Cómo gestionarla para conseguir trabajo y mantenerlo

marca personal

Todos tenemos marca personal. Sí, sí, TODOS. A veces nos preguntáis: ¿eso no solo es cosa de los personajes públicos? NO, tú también la tienes y debemos cuidarla, sobre todo si estás buscando trabajo. Así que hay una buena y una mala noticia: La buena es que no tienes que hacer nada para conseguir tu marca personal, nace y crece contigo. La mala, es que si no la cuidas sigue existiendo y puede que no lo haga correctamente.

¿Qué es la marca personal?

Para explicar qué es la marca personal, tenemos que ser un poco imaginativos. Por un segundo piensa que eres una marca, como puede ser Nestlé, Coca-Cola o Nike. Cuando la gente piensa en ti asocia una serie de características y rasgos a tu personalidad, por ejemplo, si fueras Nike el público pensaría que eres una persona con espíritu innovador; constante; que intenta alcanzar sus metas cada día… Ese es el reflejo que tiene el público sobre Nike, sobre ti.

¿Cómo ha conseguido Nike que el público tenga esa percepción sobre él? Cuidando su marca. Cuida cómo la marca comunica sus mensajes, su imagen, la forma de actuar que tienen, etc. Si extrapolamos esta idea a la marca personal, es lo mismo.

Tus actos, tu imagen, tu forma de hablar y de comunicarte construyen tu marca, la cual se expone al público, y ellos son los que se crean una idea sobre ti.

Marca personal y búsqueda de empleo

Debemos cuidar nuestra marca personal siempre, pero hay determinados momentos en nuestra vida que nos interesa aún más que las personas a las que nos dirigimos tengan una buena percepción sobre nosotros. Uno de esos momentos es cuando estamos buscando trabajo.

Consejos para crear una buena marca personal cuando estás buscando trabajo

  1. Analizar. Piensa y escribe todos los puntos fuertes y débiles que tienes, y cómo debes gestionarlos. Por ejemplo, ¿eres seguro de ti mismo y quieres demostrarlo? ¿Cómo lo hago? Hablar con confianza en las entrevistas de trabajo, encontrar un look que exprese esa idea…
  2. Cuidar tus Redes Sociales. En muchas empresas, el departamento de Recursos Humanos consulta las redes sociales y/o blogs de los candidatos. Cuida lo que compartes, tu fotos… Es conveniente que tengas un correcto perfil en LinkedIn.
  3. Moverse. Asiste a cursos, eventos relacionados con el sector en el que te interesaría trabajar…
  4. Observar. Mira si lo que dices concuerda con lo que piensas, y si lo que piensas y dices corresponde a lo que haces. Si tu respuesta es sí, lograrás que las personas se creen una imagen correcta sobre ti.

Hoy en día, la imagen personal y la reputación personal es verdaderamente importante en cualquier sector profesional para encontrar trabajo.

Beneficios de tener una buena marca personal

  1. Capacidad de distinción con respecto a los competidores en un mercado cada vez más globalizado y competitivo.
  2. La marca personal permite ganar confianza, que, sin lugar a dudas, es uno de los valores principales de trabajarla. Además, si se transmiten emociones, el prestigio y la reputación serán para siempre.
  3. Incremento de la red de contactos. Este aspecto es fundamental en el mundo laboral y trabajar la marca personal implica incrementar de forma exponencial la red de contactos.
  4. Desarrollar la marca personal es sinónimo de experiencia, lo que ayuda a destacar en comparación con otros profesionales del sector y ayuda a ganar posicionamiento.
  5. Un aspecto fundamental en la vida laboral es ser feliz y disfrutar en el trabajo. La marca personal implica tener poco que perder y mucho que ganar. La felicidad con lo que uno hace es difícil de pagar.

Los beneficios de trabajar y desarrollar la marca personal están a la vista, pero es necesario tener en cuenta que requiere de mucha constancia, trabajo y una gran dedicación.

¿Buscas trabajo?

En Gestora Laboral Mediterránea te asesoramos y resolvemos todas las dudas que puedas tener en materia de búsqueda de empleo