Trucos para relajarse después del trabajo

Hábitos en el Trabajo. Trucos para eliminar el estrés del trabajo.

Tengas un buen o mal día en el trabajo, te recomendamos que de vez en cuando pongas en práctica los siguientes trucos para relajarte en casa – o en un lugar donde te sientas cómodo -. De esta forma, no solo evitarás los estados de estrés, tristeza o ansiedad, si no que te ayudará a ser más productivo y a conciliar mejor tu vida personal con la laboral.

Trucos para Relajarte después del Trabajo

Te hemos preparado una lista de buenos hábitos para ayudarte a sentirte bien una vez llegues en casa. ¡Atentos!

Comprar.

Parece un tópico, pero es cierto que si te gusta ir de compras…es una acción que relaja. No hace falta que te vayas a un centro comercial, puedes darte una vuelta por las tiendas de tu barrio, por el supermercado más cercano y elegir lo que necesites para después cocinarlo… o también darte una buena sesión de “shopping online”.

Según un estudio de la universidad de Michigan,  comprar es uno de los mejores remedios para subirte la moral mientras tu estrés se reduce.

Lo cierto es que esta forma de disminuir el estrés resulta un poco cara si la aplicas todos los días. El resto de trucos que os proponemos son gratis:

Trucos para Relajarte Gratuitos

El sofá.

Es un truco que te recomendamos que no lo apliques todos los días, ya que tu tiempo “post-trabajo” podría convertirse en un hábito demasiado sedentario. Pero como en la variedad está el gusto, de vez en cuando no está mal que te tires en el sofá y ¡empiece tu momento de relax! Ponte ropa cómoda y lee un libro o una revista, ve tu serie favorita…

Práctica el yoga.

Puedes hacer unos ejercicios de respiración y series de movimientos. Practícalo tanto en interior como en exterior, eso sí busca un espacio donde haya tranquilidad.  Mira en YouTube, encontrarás vídeos para acompañarte en tu sesión del día.

Pon orden. 

Ordenar ayuda a mantener la mente ocupada y cuando hayas acabado te sentirás satisfecho del resultado. No importa lo que lo ordenes, puedes ser tu armario, los utensilios de cocina, tu agenda o por ejemplo, el trastero…

Cuida tu cuerpo. 

Haz ejercicio; el cuerpo segrega endorfinas que te ayudan a bajar los niveles de estrés. Te sentirás mejor por dentro y por fuera.

Desconectate. 

Apaga tu móvil, la televisión, la tablet… desconecta durante un tipo de los email, whatsapps y redes sociales. Tu cerebro y tus ojos podrán descansar y evitarás un insomnio provocado por la luz de las pantallas. Además, puedes aplicar frío en los ojos, por ejemplo, con un antifaz, te ayudará a descargar la tensión.

Escribe. 

Dedíca 15 o 20 minutos al día para escribir. Escribe sobre lo que te apetezca. Puede ser un diario, tus pensamientos, preocupaciones…

Escucha música zen o clásica. 

Según un estudio, el escuchar música zen o clásica durante una hora al día ayuda a disminuir los dolores crónicos.

Llamar a tu familia o amigos. 

¡La familia y los amigos son sagrados! Los mejor es quedar en persona, pero si no dispones de todo el tiempo que te gustaría, llama. No importa si no tienes nada interesante que contar, el simple hecho de sentirte cerca de tus seres queridos hará que seas más feliz.

Caminar o hacer ejercicio. 

Ya habíamos hablado de hacer ejercicio, pero si no puedes o no quieres llevar a cabo una actividad física que requiera mucho esfuerzo, puedes salir a caminar. Camina durante 30 o 40 minutos al día. Solo el simple hecho de salir a la calle y mover el cuerpo te ayudará a eliminar el estrés del trabajo.

El proceso de búsqueda de trabajo puede resultar tan estresante como una jornada laboral. El estrés y los nervios pueden jugarte malas pasadas, por ejemplo, durante una entrevista, por lo que estos trucos también son aplicables para aquellas personas que estén buscando empleo.

¿Buscas Trabajo?

En Gestora Laboral Mediterránea te asesoramos y resolvemos todas las dudas que puedas tener en materia de búsqueda de empleo.