salario emocional - GLM

Salario emocional, qué es y por qué es tan importante

Para comprender a qué nos referimos con salario emocional, debemos pensar en toda retribución no monetaria que percibe un empleado. Esta remuneración pretende cubrir aquellos aspectos como sus necesidades personales, familiares y profesionales. Es decir, todo lo que te permite mejorar tu calidad de vida, satisfacción personal y desarrollo profesional.

Es importante porque el objetivo de este salario es servir de impulso o motivación a los trabajadores. Cuando sientes que además de la parte económica percibes otros beneficios que mejoran tu calidad de vida, es lógico que la implicación con la empresa sea mayor.  

Ventajas de apostar por el salario emocional 

La primera ventaja es conseguir el sentimiento de pertenencia, la fidelización de los trabajadores y la reducción de la rotación de la plantilla. Estos incentivos deben tratarse como complementos al propio salario, no como sustitutivos. Por este motivo muchas personas buscan empleos que no solo les permitan cubrir sus necesidades, sino que les permitan disponer de tiempo personal.

Que un trabajador acuda a su puesto porque se siente valorado es el mayor logro que puede conseguir una empresa. Tras haber convivido con una pandemia, las personas buscan organizaciones donde exista un mínimo de empatía. De hecho, uno de los aspectos que más valor tienen dentro del salario emocional es la conciliación familiar y laboral, lo cual permite incrementar la motivación y en consecuencia su productividad y satisfacción.

Ejemplos de salario emocional 

  • El reconocimiento personal es uno de ellos. Las palabras por un trabajo bien hecho son siempre bien recibidas. El trabajador no sólo está en los malos momentos de la empresa, también merece que se vea reconocido tanto su esfuerzo como dedicación. 
  • El teletrabajo siempre que sea posible. Poder desempeñar tus tareas desde casa, parece una novedad a causa de la pandemia, pero son muchas las profesiones que pueden llevarse a cabo desde casa. Con esta apuesta, no solo se valora conciliar la vida laboral sino reducir gastos de desplazamiento.
  • La flexibilidad horaria cuando la actividad lo permita. El presentismo laboral pasó a la historia. ¿De qué sirve que estés haciendo tiempo cuando has terminado tu trabajo? Con este tipo de incentivo los beneficiados son tanto para las empresas como para el empleado. ¿Es mejor que tengas que hacer tareas irrelevantes para cumplir con el horario? La flexibilidad horaria, consigue que no haya pausas nada productivas como tomar un café o fumar un cigarro. Todo ese tiempo perdido va de la mano del llamado ‘síndrome del trabajador quemado’ y es que a todos nos gusta sentirnos útiles.
  • Recibir una buena formación. Adquirir nuevas habilidades profesionales, es el puente que te ayudará a crecer en el ámbito laboral. Que una empresa apueste por la formación continua y crea en la mejora de sus profesionales, es positivo para ti y para esa compañía.
  • Un lugar de trabajo agradable. ¿A quién no le gusta pasar un tiempo en un espacio cuidado? Parece obvio, pero a veces se olvida que unas instalaciones limpias, con paredes pintadas con colores agradables, presencia de plantas, luz natural…, influyen en nuestro estado de ánimo. Igual que en nuestro domicilio tratamos de que sea un lugar agradable, por qué no encontrar lo mismo al ir a trabajar.
  • La comunicación excelente entre trabajadores y superiores es un factor más para que ese salario emocional crezca. Poder hablar con un compañero o el responsable de nuestro departamento con naturalidad es positivo. Cuando la comunicación fluye se evitan conflictos, problemas innecesarios que pueden enrarecer el clima laboral. Fomentar que todos puedan hablar y opinar es sin duda una herramienta imprescindible hoy día.

En definitiva, cuanto más motivados estén los trabajadores, mayor será su productividad y más fácil será para la empresa cumplir sus objetivos. Si te sientes valorado darás lo mejor de ti, es algo sencillo de entender y que poco a poco, se pone en práctica en las empresas. 

El salario emocional no es más que que te respeten como profesional. Y eso, en este momento implica ofrecer facilidades para conciliar porque sin duda, el beneficio será mutuo. No se trata de copiar modelos importados de Estados Unidos donde existen salas de juego en grandes empresas, en realidad, si hay algo que nos hace sentir bien es disponer de tiempo tras cumplir con nuestras obligaciones laborales.

Las empresas han descubierto que las necesidades y prioridades de las personas trabajadoras se basan tanto en el salario económico como en el salario emocional. Un equilibrio que es fácil de soportar por parte de una organización. Por eso, no es extraño que, a la hora de buscar un empleo, se valore qué implicación hay por parte de la compañía en cuestiones como la conciliación y los horarios flexibles. Durante la pandemia ha quedado demostrado que la productividad, en cuanto al teletrabajo, no bajó. Apostar por retribuciones que mejoren la calidad de vida del trabajador repercutirá sí o sí tanto en la productividad como en la reputación de la empresa.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram

¿Qué son las soft skills y por qué son tan importantes? ¿Qué soft skills son las más demandadas en 2022?

Adapta tu empresa a la Reforma laboral

¿Quieres estar al día?

Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas las últimas novedades de nuestro blog.

Categorías